marca empleadora y comunicación interna

CI y marca empleadora: ¿qué tan alineadas están tus estrategias?

Desde hace más de una década que nos dedicamos a hablar de (y a hacer) comunicación interna. Y en este camino histórico que hemos venido trazando a lo largo del tiempo nos ha permitido analizar el mercado y las experiencias de casi un centenar de clientes, y encontrar muchísimos puntos de contacto entre nuestra gestión con la gestión de employer branding. ¿Cómo no notar entonces la importancia de que las estrategias de marca empleadora y comunicación interna estén alineadas?

Es que claro: para lograr una experiencia coherente y positiva para la gente (durante todas las etapas de su ciclo de vida trabajando en la empresa), es necesario que la CI sea una aliada de la comunicación de employer branding. Que hablen el mismo idioma. Que se trabajen de forma alineada, pensando la una en la otra. Trabajar ambas áreas en conjunto beneficia tanto a los equipos como a la empresa por varias razones.

 

Consistencia y transparencia en el mensaje

CI y employer branding comparten la responsabilidad de comunicar los valores, la cultura y la visión de la empresa a los equipos internos. Trabajar para que las estrategias de marca empleadora y comunicación interna estén alineadas garantiza que el mensaje sea coherente en todas las interacciones con la nómina, lo que crea confianza y credibilidad en la empresa.

Fomento del orgullo de pertenencia

Cuando la CI refuerza los valores y la cultura de la empresa, la marca empleadora comunica una propuesta de valor auténtica y atractiva para el talento y (sobre todo) cuando ambos mensajes coinciden, se fomenta un mayor orgullo de pertenencia. Porque los equipos se sienten conectados con la empresa y buscarán activamente contribuir con su éxito.

Reputación interna positiva y compromiso

Obviamente, la comunicación interna puede ayudar a construir una reputación positiva de la empresa como lugar de trabajo a través de mensajes que resalten los elementos principales de la propuesta de valor. Considerar a la estrategia de marca empleadora como principal materia prima conceptual del desarrollo de mensajes de CI es clave para promover el compromiso y la motivación.

Comunicación en momentos clave

Si trabajan juntas, la comunicación interna y la marca empleadora pueden desempeñar un papel fundamental en momentos clave del ciclo de vida de la gente en la organización, como la incorporación, el desarrollo profesional, el feedback y la transición a nuevas responsabilidades. Proporcionar mensajes claros y alineados en estos momentos fortalece la relación entre la empresa y su gente, sumando credibilidad y confianza hacia la organización.

 

¿En resumen? ¡Alineación, alineación, alineación! Esta es la clave para crear una experiencia positiva y coherente para los equipos en todas las etapas de su relación con la empresa. Que la CI y la marca empleadora trabajen con una estrategia coherente ayuda a fomentar el compromiso, la confianza y una cultura de comunicación transparente y consistente. Win win!

Dejar un comentario