Bienestar en el mundo del trabajo con impacto en el hogar

Sentirnos parte de la organización y que se preocupen por nuestro bienestar y el de nuestra familia es un intangible cada vez más valorado por las personas en sus trabajos. Sobre esto, cruzamos tres opiniones distintas y a la vez complementarias. Las de Violeta Luna, Jefe Regional de Gestión Humana en Veris – Latinomedical (Ecuador); Raúl Hiroshi Lavado, coordinador de Talento y Bienestar en Calaminon (Perú); y Efraín Fernández Palacios, Psicólogo y Socio Consultor en Arista y Fernández Comunicación, docente de grado para maestrías en Educación, Comunicación Estratégica, Relaciones Públicas y Marketing (México).

Si bien durante los últimos años muchas personas -atravesadas por la pandemia- hemos experimentado situaciones de incertidumbre laboral, una línea difusa entre el trabajo y el hogar al haber improvisado una oficina móvil muchas veces compartida con la actividad escolar de nuestros hijos e hijas, o cuidados extremos para quienes se han mantenido o han vuelto a la presencialidad, también ha significado repensar qué nos hace felices o no en el trabajo actual.  En este contexto empezó a tomar fuerza el bienestar organizacional. De qué se trata y cómo lo ven quienes se encargan del tema. ¿Qué están haciendo las empresas al respecto?

“Entedemos al bienestar en las organizaciones como las condiciones propicias para que en el lugar en el que se desempeña alguna actividad específica las personas que componen la organización se sientan identificados con los propósitos de la misma, tiene que ver con encontrar el sentido por el que hacemos las cosas.” Efraín Fernández Palacios.

¿Qué rol tiene el bienestar en las organizaciones?

Efraín: El ser humano es quien da vida a las organizaciones  y en ese sentido hablar de un bienestar organizacional infiere el hecho de que se den las condiciones adecuadas para que los colaboradores sean escuchados, atendidos y comprendidos. Entendemos que el bienestar tiene que ver con la calidad de vida que encuentra su significado en qué tan satisfecha se siente una persona.

Conocer sobre cómo se materializa la gestión del bienestar en las organizaciones nos permite dimensionar cómo impacta también en el ámbito de la comunicación. Cuando yo hablo de bienestar me refiero a satisfacción desde lo emocional. Los seres humanos nos movemos por emociones, por tal motivo la persona responsable de generar bienestar dentro de una organización, lo tiene que hacer alrededor del otro, a través de una comunicación que sea empática, asertiva, con autoconciencia emocional.

¿De qué manera han gestionado el bienestar organizacional en sus empresas?

Violeta: Desde Veris venimos transitando la gestión de bienestar desde hace 6 años pasando de un segmento de atención a los colaboradores a un rol más estratégico en Talento Humano como un subsistema que fueron dándole orden para convertir muchas prácticas en un programa macro que incluye 5 áreas del bienestar: físico, emocional social, familiar y financiero. 

De esta manera tomamos iniciativas sueltas y las ordenamos en un programa integral con indicadores de medición; y al mismo tiempo detectamos la necesidad de implementar arquetipos para ofrecer una atención y un acompañamiento más personalizado. 

Detectamos tres tipos de arquetipos: los que no tienen hijos, madres de familia, y padres de familia, con lo cual creamos programas específicos de acuerdo a esas necesidades. 

Raúl: el bienestar permite diferenciar a las organizaciones en su propuesta de valor. En las empresas se están dando prácticas para mejorar el bienestar en puntos específicos: momentos de desconexión digital, mejorar los subsidios en casos especiales, kits de seguridad para los trabajadores, etc. Por ejemplo en Calaminon estamos brindando oxígeno como ayuda extensiva a los familiares, y vemos cómo las empresas están repensando los puntos de contacto desde la experiencia del empleado y buscan conectar emocionalmente.

¿Cómo se están involucrando quienes lideran?

Efraín: Hoy quienes lideran se están enfrentando a situaciones de presión muy grandes. Que un líder tenga conocimiento de cómo funciona el cerebro, las hormonas y neurotransmisores ayuda a lograr “subir a las personas al barco” y que el equipo comprenda también la situación del líder. Algo que resulta de gran utilidad es identificar  a la oxitocina como uno de los neurotransmisores más importantes. La oxitocina es  la hormona que favorece la amistad, el apego, la amistad, la unión, que nos ayuda a decir la verdad, que está detrás de los grandes eventos de la generosidad.

Raúl: Si los líderes son empáticos, se preocupan por la persona, no lo ven como un recurso, sino como gente que aporta valor, tendremos  un verdadero enfoque de bienestar.  Es importante que cuente con acompañamiento de especialistas en el área y de los supervisores. Así la comunicación la reconoce como una verdadera aliada para conectar con las personas y lograr el éxito del programa. 

¿Cuál creen que es el rol de la comunicación en el bienestar organizacional?

Efraín: la comunicación puede ser saludable o ser el detonador de enfermedades adicionales, y mientras no se vea por parte de quienes lideran a las organizaciones de esta manera, van a tener más problemas que otra cosa…cuando tú das un mensaje estás buscando que haya un cambio de actitud, una conducta específica y eso se da a través de la comunicación. 

Violeta: la comunicación es lo que mueve a las organizaciones, ya que un área puede estar haciendo una actividad pero si no se da a conocer a todos los colaboradores, no se ve y no es reconocido. Sin comunicación, los temas no avanzan y en un punto hasta no existen puesto que no son visibles. Es necesario hacer clic con la gente, con la cultura y valores de la organización, solo así las personas se van conectando y alineando a lo que está pasando dentro de una organización.

Dejar un comentario